5 claves para tener una cocina con estilo industrial

Si en este 2022 se te ha antojado una cocina con estilo industrial, aquí van cinco claves para que tus deseos se hagan realidad.

Coge papel y boli y apunta estos consejos, porque recuperar muebles y complementos para el diseño de una cocina industrial se ha convertido en una de las tendencias que más está arrasando.

Muros de ladrillo visto, una opción muy visual

El ladrillo visto cada vez se ve más en este tipo de cocinas. Encaja con cualquier estilo decorativo, es muy moderno y le da un toque mágico a la cocina industrial.

Una pared que le otorga personalidad y un estilo rústico que casa perfectamente con este tipo de ambiente, dando un aire diferente y sofisticado.

Este estilo de muro predomina en espacios con grandes ventanales, techos altos o incluso lugares donde las tuberías se dejan ver como parte del diseño. También está muy de moda en el estilo urbano rústico combinándolo con mobiliario moderno.

No es oro todo lo que reluce, ya que este estilo tiende a empequeñecer la perspectiva de la habitación. Si tu hogar no es muy espacioso y quieres abogar por un mural de ladrillo visto, puedes optar por una simple columna o trozo de pared más pequeño. 

 

Elementos de metal

¿Hay algo que asociemos más a lo industrial que el metal?

Sin duda, este tipo de material conjuga a la perfección con esta idea.

Una buena opción es colocar las vigas de hierro o la viga vista, pero hay más elementos con los que se puede jugar como las ventanas o placas de fuego.

No debemos asociar metal a un color simplemente gris metalizado. Recordemos que podemos incluir todo tipo de metales: colores bronce, dorados, más intensos, menos intensos… todo depende de la personalidad que le queramos dar al espacio. 

Estas piezas metalizadas pueden estar presentes en elementos grandes como los anteriormente mencionados, pero también en elementos más decorativos como velas, tarros de cristal, marcos de cuadros… 

Colores oscuros

Los colores oscuros y los tonos negros y grises nos sumergen en un ambiente industrial.

Combinados con los elementos de metal, aportan el toque estético de industria y son óptimos para este tipo de cocina. Los tonos oscuros ayudan a delimitar la zona en caso de que compartas cocina con otro espacio de la casa.  

Uno de los fuertes del tono negro es el abanico de posibilidades que nos abre para combinar. Es decir, podemos optar por un contraste con elementos blancos, por otros estampados más arriesgados, con madera natural…  

Es determinante acompañar este estilo de cocina oscuro con accesorios adecuados (cestas, cazuelas, combinar el mate de la encimera con un electrodoméstico más metalizado…). Un suelo a poder ser de madera laminado nos otorgará un plus de calidez. 

Microcemento y hormigón

Tanto uno como otro le dan a la cocina un aspecto sobrio y compacto.

Además, estos materiales nunca pasan de moda y siempre otorgan modernidad a nivel estético.

Sin duda, uno de los pros del microcemento es su conservación a lo largo del tiempo. Esto se debe a su impermeabilidad y resistencia a las manchas. Sin embargo, este no es su punto más fuerte, ya que lo más sorprendente es que el microcemento es de rápida instalación. Se aplica sobre los materiales y no necesita una obra de semanas. 

Cabe destacar que es un material que no tiene por qué ser gris. De hecho, esto es un falso mito o imagen mental que solemos tener, pues este material puede hallarse en infinidad de colores y mezclar con otros muchos materiales. 

Plantas o detalles vegetales

Algunas cocinas industriales pueden transmitir un estilo frío muy marcado.

Para contrastar con esto se puede optar por darle a la cocina un toque fresco añadiendo alguna planta o detalle vegetal. Esto puede verse de dos maneras: de una forma decorativa o de una forma productiva. 

En primer lugar, podemos añadir decoración como hiedras derramándose parcialmente por algunos de los cajones superiores, o podemos rellenar con un cactus o palmera esa esquina que no sabemos cómo rellenar. 

La segunda opción es una combinación entre decoración y producción de especias para cocina. Podemos encontrar mini invernaderos destinados a la plantación de especias y hierbas para cocina. Dan un aspecto muy moderno, alternativo y, al fin y al cabo, útil para nuestros platos.  


¿Te han convencido estas cinco claves? Si es así, ¿a qué esperas para diseñar tu cocina con estilo industria